seguro-decenal-segurox-riesgos-excluidos

Riesgos excluidos en el Seguro Decenal

El Seguro Decenal de daños a la Edificación es un “seguro de riesgos nominados” y no un seguro todo riesgo. Esto significa que no está cubierto cualquier daño posible a la edificación sino únicamente aquellos riesgos específicamente incluidos como asegurados en el contrato de seguro.

Qué riesgos se excluyen en el seguro decenal

Generalmente, salvo pacto expreso en contrario (porque algunas de estas exclusiones pueden evitarse contratando su cobertura mediante una prima específica) la Compañía Aseguradora no garantiza:

  • Los daños corporales u otros perjuicios económicos distintos de los daños materiales
  • Los daños ocasionados a inmuebles contiguos o adyacentes al edificio asegurado, así como los daños a la urbanización que no sean consecuencia de un daño estructural en el mismo, y los daños a bienes preexistentes.
  • Los daños causados a bienes muebles situados en el edificio asegurado.
  • Los daños ocasionados por modificaciones u obras realizadas en el edificio asegurado después de la recepción de la obra (fecha de firma del acta de recepción), salvo las de subsanación de los defectos observados en la misma.
  • Tampoco serán indemnizables los costes de los trabajos, posteriores a la recepción de la obra, a los que están obligados los contratistas para la correcta terminación o acabado de la misma, y cuya ejecución no se hubiera realizado, así como las consecuencias resultantes de esa falta de ejecución.
  • Tampoco darán derecho a indemnización los daños materiales que se produzcan durante la ejecución de las obras necesarias para la subsanación de las reservas reflejadas en el acta de recepción de la obra.
  • Los daños ocasionados por mal uso o falta de mantenimiento adecuado del edificio. Entre otros, no serán objeto de cobertura los daños materiales que sean consecuencia de haber sometido al edificio a cargas superiores o usos distintos a aquellos para los que fue diseñado.
  • Los gastos necesarios para el mantenimiento del edificio del que ya se ha hecho la recepción.
  • Los daños que tengan su origen en un incendio o explosión, salvo por vicios o defectos de las instalaciones propias del edificio.
  • Los daños que fueran ocasionados por caso fortuito, fuerza mayor, acto de tercero o por el propio perjudicado por el daño. Se entiende que quedan incluidos en los términos anteriores, entre otros, los siguientes:
    • Fusión o fisión nuclear, radiación o contaminación radiactiva.
    • Guerra civil o internacional, haya o no mediado declaración oficial, levantamientos populares o militares, insurrección, rebelión, revolución u operaciones bélicas de cualquier clase, aún en tiempo de paz.
    • Terrorismo, alborotos populares, motines, huelgas, cierre patronal, disturbios internos y sabotaje.
    • Actos de las Autoridades legales, nacionalización, expropiación, confiscación, requisa, destrucción o daños causados a propiedades por orden de un Gobierno «de iure» o «de facto», o por cualquier Autoridad pública, administrativa o judicial, así como sanciones de cualquier naturaleza.
    • Los terremotos, erupciones volcánicas, aludes, huracanes, ciclones, tornados, tempestades, inundaciones cualquiera que sea su origen y grandes mareas.
    • Los eventos considerados como acontecimientos extraordinarios en el Estatuto Legal de Consorcio de Compensación de Seguros.
    • Los movimientos o alteraciones del terreno a consecuencia de variaciones del nivel freático, de trabajos o de actividades subterráneas y, en general, por causas ajenas a la obra asegurada o inducidas por terceros, que sean posteriores a la fecha de recepción de la obra asegurada.

Es importante contar con un corredor de seguros especializado en seguro decenal que le asesore sobre qué garantías deben incluirse en el contrato de seguro decenal porque son las que su obra necesita y le explique qué riesgos quedarán excluidos en caso de siniestro.

Seguróx es un especialista en seguro decenal con gran experiencia que le ayudará a proteger su obra con el mejor precio. Contacte con nosotros. Sabemos cómo ayudarle.